¿Cómo quemar grasa en 20 minutos? Entrenamiento HIIT


Es incalculable la cantidad de personas que quieren tener un cuerpo esbelto y saludable mediante la perdida de grasa corporal, pero ponen como pretexto para su apatía la falta de tiempo. En este artículo voy a compartir con ustedes un excelente método de entrenamiento que te ayudara a perder esos kilos de más y acelerara tu metabolismo de forma efectiva con tan solo veinte minutos al día.

Sé que sonara como una mentira, pero no lo es, estoy hablando del entrenamiento HIIT.

El entrenamiento de intervalos de alta intensidad o “HIIT” por sus siglas en ingles es más corto que caminar 45 minutos en la banda y mucho menos aburrido que pasarnos una hora haciendo ejercicio aeróbico en la bici estática.

El entrenamiento HIIT ayuda a acelerar tu metabolismo hasta por 2 días y aumenta tu capacidad anaerobia, pero lo que realmente lo hace un excelente método de entrenamiento es que es sumamente versátil, se puede trabajar con pera de boxeo, con saco pesado de boxeo, con una cuerda de saltar o incluso simplemente corriendo o nadando, por lo que no necesariamente tienes que asistir a un gimnasio o a una sala de musculación para realizarlo.

Paso 1:

Para comenzar a entrenar HIIT y encaminarte hacia tu objetivo debes comenzar consiguiendo un cronometro o algún reloj con el que puedas contar el tiempo de trabajo, posteriormente debes elegir el material con el que trabajaras, ya sea tu cuerda de saltar, tu saco de boxeo o simplemente ponerte tus tenis y alistarte para correr.

Paso 2:

La idea principal de este método es elevar en intervalos tu frecuencia cardiaca y esto se hace de una manera muy sencilla. Pero antes comenzamos el entrenamiento con calentamiento y estiramientos para evitar cualquier tipo de lesión.

Paso 3:

Iniciamos nuestro cronometro y elevamos la intensidad de nuestro entrenamiento repentinamente. Si estamos golpeando un saco comenzamos a golpearlo lo más rápido y fuerte posible, si estamos saltando la cuerda elevamos la velocidad de los saltos al máximo y si estamos corriendo o nadando hacemos un sprint. La fase intensa debe durar entre 1.5 y 2 minutos.

Paso 4

Al terminar la fase intensa, regresamos a un estado de reposo activo. Si estamos golpeando el saco volveremos al molleo y golpes cortos y suaves, si estamos saltando regresamos a saltos con velocidad moderada o simplemente dejamos de saltar sin dejar de movernos, y si estamos haciendo sprint regresamos al nivel de trote. La fase de descanso debe durar 1 a 1.5 minutos.

Al terminar el descanso se repite la fase intensa y así sucesivamente hasta llegar a los 20 minutos que debe durar nuestro entrenamiento y listo, ya terminamos, justo a tiempo para regresar a la agenda planeada para nuestro día.

Como se habrán dado cuenta entrenar de esta forma es sumamente sencillo, no requiere de mucho tiempo y no es necesario pagar la mensualidad de un gimnasio para llevarlo a cabo, así que, basta de excusas y ¡a entrenar se ha dicho!

Nota: El presente artículo únicamente es una guía, siempre recomendamos antes de hacer ejercicio consultar un profesional médico para constatar nuestra aptitud para el deporte.

Autor: E.P. Iván Vélez Adame