Respiración irregular

Muchos papás y mamás se alarman, por que el bebé respira en forma irregular, la respiración es ruidosa o con ronquidos, generalmente se debe a que el paladar aun no está completamente desarrollado. Tendríamos que preocuparnos si el niño, tiene un silbido o ronquido persistente y pareciera que le falta el aire, ya que podría tratarse de algún defecto en las vías respiratorias, o alguna afección pulmonar, que en tal caso, necesita atención médica urgente.

Sobresaltos en bebés

La mayoría de los recién nacidos e incluso los bebés de pocos meses, se sobresaltan cuando se los cambia de posición, cuando los tocamos con las manos frías, cuando escuchan un ruido, o ven una luz muy fuerte.

Es muy común que los bebes se sobresalten aun estando dormidos. Generalmente los sobre saltos, no tienen ninguna consecuencia, pero hay niños que son mucho más sensibles que otros, la luz del televisor puede provocarles también, temblores y pesadillas, sobre todo cuando el niño duerme cerca de este, o el televisor se encuentra en su cuarto

Los temblores

El sistema nervioso de los bebes, aun no se encuentra totalmente desarrollado, es por eso que hay ocasiones en las que la mandíbula inferior, las piernas o las manos tiemblan muy sutilmente. Los temblores también pueden deberse a cambios de temperatura, sobre todo cuando se cambia de ropa o pañal al niño en un ambiente frio.

Si los temblores son intensos y frecuentes, pareciera que le cuerpo se sacude, podría tratarse de convulsiones, esto indica que hay un trastorno grave, que si se repite periódicamente y con intensidad podría dañar el cerebro, en este caso es muy importante consultar con un neurólogo. También se presentan las convulsiones, cuando la fiebre está muy alta, en este caso, la mamá, deberá llevar al niño inmediatamente con un medico.

Cabezazos o golpes de cabeza

En ocasiones hemos visto a nuestros hijos golpear su cabeza voluntariamente contra la almohada, la silla de comer, o los barrotes de la cuna, estos actos que normalmente preocupan a los padres, se deben a una simple tención nerviosa o fatiga o al no poder dormir. Por estos mismos motivos, los bebes de 2 o 3 meses, sufren crisis de llanto antes de dormir.

Se aconseja tratar de tranquilizar al niño, brindándole caricias y confort, es conveniente forrar la cuna con algún material suave, para que el bebé no se haga daño, es también importante que el lugar o habitación donde duerme sea lo más tranquilo posible. Se ha observado también que los primeros hijos, son los que tienen más tendencia a sufrir estas crisis y también en aquellos que no tienen suficiente protección y cariño de sus padres.

Chuparse el o los dedos

Bebé chupando el dedo

Cuando este hecho se produce, durante los primeros meses, no es razón para preocuparse, pues se debe a que el niño no se ha saciado completamente al amamantarlo, también suele ocurrir cuando el tiempo entre una toma y la otra es muy largo o es irregular.

Para evitar que los bebés se chupen el dedo, se aconseja aumentar el tiempo de alimentación y hacerlo menos espaciado, colocar juguetes en las manos para distraerlos o ponerles guantes de tela.

No es aconsejable el uso del chupón o chupete por que en lugar de favorecer, perjudica, ya que, no calma el deseo de chupar, y si el niño tiene molestias en las encías le causara mayor dolor, también puede afectar al normal crecimiento de los dientes, y hacer que el estomago se llene de aire, lo que provoca cólicos, anteriormente mencionado. Es muy importante recalcar, que para solucionar este problema, no se debe recurrir a métodos violentos, o a untar los dedos con substancias picantes o desagradables.

Estos consejos deben ser usados únicamente como guía, ante cualquier duda consulte con su pediatra.
Autor: Chrystal Tudela - Fotos: flickr.com/ fontxito