vacunas como funcionan

Los niños necesitan las vacunas para estar protegidos de enfermedades graves y de sus complicaciones, que a veces son más graves que las enfermedades.

Las vacunas que integran el Calendario Oficial son gratuitas y obligatorias, y se colocan en los vacunatorios de los hospitales y en los centros de salud barriales. También existen vacunas fuera del calendario, que son opcionales y hay que pagarlas. En los centros de vacunación se tiene muy en cuenta lo que se llama "cadena de frío", o sea que desde que se fabricó hasta que es colocada, es mantenida a la misma fría temperatura. Si se pierde esta cadena de frío, la vacuna pierde su efecto y no sirve.

No hay que tenerle miedo a las vacunas. Muy pocas veces provocan reacciones adversas, pero el riesgo de padecer una enfermedad seria, si es que no está vacunado, es más importante que la reacción que ésta pueda dar. Algunas veces provocan efectos como fiebre, dolor o ligera inflamación en el sitio de la aplicación, esto no debe alarmar a la mamá, quien puede consultar con su pediatra o en el centro de vacunación.

Las vacunas están ordenadas de cierta forma en el calendario y lo ideal es que ésto sea respetado y que el niño tenga todas las vacunas que necesita antes de los 2 años (al ingreso escolar se colocan refuerzos de las mismas). Habiatualmente, luego de los 2 años, o incluso antes, los niños comienzan a asistir al Jardín Maternal o al Jardín de Infantes, y al estar todos los niños vacunados se evitarán las enfermedades, porque su sistema inmunológico no ha elaborado aún suficiente cantidad de defensas para enfrentar las infecciones.

Todo niño tiene anotadas en su Libreta Sanitaria o Certificado de Vacunas las que tiene colocadas. Esto sirve como recordatorio por si falta alguna y además sirve cuando el niño se cambia de escuela o de pediatra de cabecera. Caso contrario, si no consta que las tiene, le serán colocadas nuevamente. No se provoca ninguna enfermedad por tener vacunas de más. Pero como a ningún chico le gusta recibir aplicaciones, se debe conservar en buen estado el certificado de vacunación.

¿Cómo actúan las vacunas?

Las vacunas introducen en el organismo el germen de la enfermedad atenuado o muerto y el organismo elebora anticuerpos que los combaten. Estos anticuerpos quedan en nosotros y están preparados por si alguna vez ese germen vuelve a entrar a nuestro organismo. Los anticuerpos combaten las enfermedades infecciosas y habitualmente permanecen en el cuerpo aún después que la enfermedad pasa, para evitar que uno se enferme de nuevo. Esto se llama inmunidad.

Las vacunas dan al sistema inmune del bebé y del niño la oportunidad de practicar y elaborar anticuerpos protectores antes de que los gérmenes de verdad lo invadan. Si se lo deja librado a su suerte, con la primera exposición del bebé a una enfermedad puede presentarse un microbio muy fuerte para que el niño lo combata. Es por ello que cuando no había vacunas muchos niños morían de tos convulsa, sarampión, difteria y otras enfermedades. Estos microbios todavía existen pero en la actualidad contamos con las vacunas creadas para protegernos de ellos.

Si te gustó, recomiéndanos en Facebook!, muchas gracias.
Autor: Carolina A. Antonacci