tu hijo sufre de tartamudeo, tics o tiende a ser zurdo

Los tics o hábitos nerviosos

Se tratan de movimientos muy rápidos, que se producen involuntariamente, se repiten con regularidad, y siempre del mismo modo, siendo más frecuentes cuando el niño está nervioso, para explicar mejor este tema citaremos algunos ejemplos: Guiñar uno o los 2 ojos, toser repetidamente, hipos frecuentes, levantar las cejas o los hombros, agitar la cabeza, tocarse la nariz, la cara o los ojos, hacer ruidos con la nariz o garganta, etc.

Los tics se presentan con más frecuencia alrededor de los 3 años, aunque no se descarta que puedan presentarse antes, los tics, pueden ser producto de un resfrío y persistir, aunque el resfrío ya haya cesado, también pueden surgir como imitación, de hábitos que presenta algún amiguito de la escuela, este problema se da, con más frecuencia en niños muy tímidos y nerviosos, también en aquellos que son sometidos a una disciplina muy estricta, y en aquellos que son obligados a realizar múltiples actividades.

Es muy importante aclarar que jamás se deberá acomplejar a un niño con este problema, menos aun, reprenderlo o tratar intensamente de corregir ese hábito. Lo mejor es intentar de una forma muy cuidadosa, hablar con el niño y hacerle entender, que dichos hábitos no son una cosa agradable.

Es necesario brindar al niño una vida tranquila, haciendo muy cálida, la estadía de este en la casa, en la escuela y en todos los lugares que frecuente. No se debe recargar sus ocupaciones, si los tics son muy persistentes y los consejos y el cambio de actitud por parte de los padres, no ha tenido un resultado positivo, para corregir este problema, es aconsejable acudir a un profesional en la materia.

Tartamudeo

Por lo general este trastorno puede crear dificultades al niño con sus amiguitos, pues ellos lo imitaran, y se burlaran de este defecto, se dice que este problema es más frecuente en los niños que en las niñas, sobre todo en aquellos que son muy emotivos, impresionables o nerviosos.

Este problema es más corriente en los niños de 2 a 3 años, por que a esta edad se esfuerzan más en hablar, y por qué quieren construir frases cada vez más correctas, es por eso que repiten muchas veces la misma palabra o frase, interrumpiendo para tratar de utilizar la palabra más apropiada, para expresar su idea.

El tartamudeo también se debe a ciertas reacciones emocionales, como por ejemplo por celos hacia el hermano menor, cuando ha ocurrido un cambio muy importante en el hogar, un susto o una impresión muy fuerte, en la mayoría de los casos este problema no desaparece inmediatamente si no en unos cuantos meses, es por eso que los padres deben conformarse al notar una mejoría leve, porque la recuperación de esta afección es lenta.

Para ayudar al niño es necesario distraerlo, jugar con él, no hacer que hable mucho, evitar momentos de celos y toda aquella situación que se considere conflictiva.

El niño zurdo

Un niño define el predominio de una de sus manos, recién después del año de vida, la decisión puede atrasarse hasta los 3 años de edad.

El hecho de que un niño utilice preferentemente una mano o la otra solo dependerá de la tendencia natural de cada niño, es muy importante aclara, que bajo ningún motivo se debe tratar de influenciar su decisión, si el niño tiene tendencia a ser zurdo, se dejara que él defina cual mano utilizara preferentemente por que de otra manera se pueden ocasionar una serie de trastornos nerviosos, acerca de los cuales hicimos referencia anteriormente.

El tratar de forzar al niño solo lograra que este se convierta en un inútil, ser zurdo no significa que se tiene un defecto, ya que los que manejan la mano izquierda lo hacen con igual habilidad que los que utilizan la derecha.

Los padres pueden notar la preferencia de su hijo de una mano u otra, colocando varios objetos frente a este, y observando al niños.

Por último insistiré en que no se debe influir ni forzar al niño para que utilice una determinada mano.
Autor: Chrystal Tudela - Foto:flickr.com/Hortensia V.