Como romper un amarre

Un amarre es un hechizo que sirve para retener a la fuerza a una persona, generalmente son realizados por una persona x para retener a otra en contra de su voluntad.

Como su nombre lo indica, la finalidad de este es amarrar a una persona para evitar que esta se vaya o se aleje, los amarres de amor, doblegan la voluntad de la persona hechizada.

Cualquier persona puede estar expuesta a que le realicen un amarre, por parte de su pareja, por eso es importante saber algunas cosas para darnos cuenta de que fuimos hechizados. Algunos síntomas que indican que una persona ha sido amarrada son:

- Atracción inexplicablemente repentina por una persona la cual nunca antes nos gustó
- Dolores de cabeza
- Dolores de huesos
- Cambios de humor muy drásticos y repentinos, sin motivo aparente
- Sentir profundos deseos de alejarse aunque no lo logre

Si te parece que tu ex pareja te ha hecho un amarre e intenta perturbar tus emociones y sentimientos, necesitas hacer un hechizo para contrarrestar los efectos, y así lograr rehacer tu vida amorosa.

Llena una botella de vidrio con ¾ partes de agua, dentro de esta coloca siete agujas de cocer, tres dientes de ajo, y un mechón de tus cabellos. Procura cerrar herméticamente la botella, hazlo con la mano izquierda, mientras sostienes la botella con la mano derecha y di en voz alta la siguiente oración:

Todo mal que viene hacia mí
Como vino regresara
A aquella persona que me lo desea
Seré libre de amar y ser amado
A quien yo quiera
Que así sea
Y así será

Coloca la botella en un lugar obscuro, en alguna parte de tu casa, déjala ahí por espacio de 20 días, pasado este tiempo, arroja la botella a la basura y sácala inmediatamente de tu casa. Este ritual, limpiara tu mente y neutralizara la influencia de otros sobre tus sentimientos.

Es muy importante que este hechizo de amor lo realices cuando tú seas la víctima, ya que no se puede realizarlo en nombre de otro. Si sospechas que te hicieron es un encantamiento o se lo hicieron a alguno de tus seres queridos, y deseas romperlo, deberás hacer lo siguiente:

Un día sábado a las 4 de la tarde, en un recipiente de arcilla o barro, coloca siete granos de sal entera o gruesa, siete granos de arroz, los más grandes que encuentres, siete hojas de olivo, siete cabellos tuyos o de la persona que pienses que podría estar hechizada, vierte un poco de alcohol y enciende todo con un fosforo de madera mientras realizas la siguiente oración:

Padre celestial
Ante ti vengo a pedirte humildemente
Que eches sobre mí tu bendición
Y que por medio de tu sangre bendita
Limpies todo lo malo de mi vida
Que me des tu amor y tu paz
Que alejes de mí a aquellas personas
Que quieren hacerme daño
Y que por medio de tus ángeles protectores
Hagas que sea fuerte e impune
A todo mal
Que así sea y así será

Autor: Chyrtal Tudela - Foto: flickr.com/Luis Beltrán