Hechizo 4: Espejo, vela y incienso


También en días de Luna llena, podemos realizar este ritual más ambicioso. En esta ocasión necesitarás un espejo pequeño, una vela roja, aceite de rosa e incienso. Tienes que encender el incienso, desnudarte, y untar tu cuerpo, en especial aquéllas partes que no te gustan, con el aceite de rosas. Necesitas tomar el espejo y bajo el reflejo de la luna, reflejar la parte de tu cuerpo que no te gusta, mientras repites una oración:

“Sagrada luna llena que te reflejas en este espejo
Deja que tu haz de luz aclare más mi belleza
Envolviéndolo en su suave resplandor.
“Como una flor en su claro,
No dejes que mi belleza jamás se desvanezca”.

Es fundamental que, mientras haces el ritual, te imagines con el cuerpo que deseas tener. Al terminar, el espejo tienes que envolverlo en un paño oscuro. Y cuidar que no se rompa.

Continuar a hechizo 5




Continuar a hechizo 5