Para la cultura china cada periodo de edad de la tierra está comprendido por ciento ochenta años. Estos 180 años se dividen en tres Eras –cada una de ellas de sesenta años- y nueve ciclos. Es relevante entender los ciclos que componen los periodos de la edad de la Tierra porque ellos nos hablan de la energía que se ha generado y guarda una propiedad.

Como ya te había mencionado cada periodo de ciento ochenta años tiene tres Eras: Superior, Media e Inferior. Cada una de estas Eras dura sesenta años. Estos sesenta años son el resultado de conjugar las 12 ramas terrestres (o animales chinos) con los 10 tallos celestes (que son los cinco elementos con sus dos polaridades: Yin y Yang).

A su vez cada Era está comprendida por tres ciclos de veinte años cada uno. Por lo que tenemos nueve ciclos durante cada periodo. Como puedes imaginarte, la energía de cada uno de estos ciclos es diferente por lo que siempre deberíamos tomar en cuenta la fecha del “nacimiento” de nuestra propiedad.

La lógica de la Tierra es la misma que la del Hombre. Cuando eres infante tienes mucha vitalidad y fuerza, estas atento a todo y aprendes muy rápido, mientras que en la edad adulta será difícil que puedas correr –sin entrenamiento- y comer lo quieras sin tener que preocuparte por tu salud, por ejemplo. Para las mujeres esta lógica es más fácil de comprender porque tenemos la maravillosa capacidad de ser madres.

Esta comprobado científicamente que las madres transmiten información a los bebés mientras éstos se están gestando. Esa información comprende lo que vemos, oímos, sentimos, queremos y pensamos. Obviamente un ser humano no es el mismo a cada año de su vida. Lo que ve, oye, siente, desea y piensa cambia constantemente. Así , cuando tienes un hijo a los 15 años no es para nada igual que si tienes un hijo a los 40 años.

Recordemos que la Tierra es la gestante de cada centímetro que pisamos. Por lo que saber la energía de cada año nos revela la fuerza y el tipo de chi que guarda ese espacio donde está tu propiedad. A este Chi de la propiedad se le llama Base de la Tierra.

Este Chi no es el mismo durante todos los años de cada ciclo. A veces tiene mucha fuerza y otras se encuentra más débil llegando incluso, a ser energía muerta. Al igual que en los nueve palacios (ver nueve palacios o nueve estrellas) cada ciclo tiene una estrella regente, el uno-blanco para el primer ciclo, el dos-negro para el segundo y así sucesivamente. Al igual que en los nueve palacios, el peor ciclo es el quinto ya que tiene mucha energía muerta.

Cuadro sobre la energía de la Tierra

El periodo actual que estamos viviendo inició en 1864 y finalizará en 2024. Actualmente es 2011 así que estamos en el octavo ciclo perteneciente a la Era Inferior. Si este año se construye tu casa, la propiedad habrá “nacido” con el máximo nivel de energía, lo cuál te ayudará a obtener la mejor energía y gozar de sus bondades.

Esta información es ocupada en el Feng Shui Tradicional y más adelante te enseñaré cómo usarla.

Por lo pronto, consigue la fecha exacta (día, mes y año) del nacimiento de tu propiedad. Decimos que la casa nace cuando tiene techo. Los acabados no importan, pero la fecha en la que quedó terminada la “obra negra” es el año de nacimiento. Si tu casa nació en dos o más años deberás considerar el año en que pusieron los cimientos como el año principal.
Autor: Nadia Huerta