Seguramente si estás leyendo este artículo estás muy interesado en utilizar tu vieja PC y revivirla con Linux para poder utilizarla nuevamente. Pues no esperemos mas, empecemos…

Primeramente responsamos a una pregunta importante: ¿por qué Linux y no otro sistema operativo?, bueno, digamos que Linux tiene versiones bastante livianas que no exigen un hardware muy pesado y que incorporan nuevos programas y formatos, ya que es importante que estemos al día en cuanto a los últimos formatos de archivos para así poder decir que nuestra PC es verdaderamente productiva y necesaria para realizar tareas cotidianas.

Linux liviano para pc viejas

Existen varias distribuciones de Linux que pueden ayudarnos a poder utilizar esa vieja computadora y ponerla otra vez en servicio, entre ellas mencionaré algunas:

-Dam Small Linux: una versión muy utilizada para computadoras que tienen muy pocos recursos, su descarga es de tan solo 50 MB, a pesar de su pequeño tamaño contiene todo lo necesario para poder trabajar documentos, hojas de cálculo, aunque su instalación no es tan sencilla es bastante recomendable.

-Puppy Linux: es una versión un poco más pesada que la anterior pero lo suficiente para poder volver a poner en funcionamiento la Vieja PC que tanto quieres, la instalación es bastante simple y sin complicaciones además de que el soporte y nuevas adaptaciones es excelente.

Pero hay una versión un poco más completa y se llama Lubuntu, está basada en Ubuntu y es una versión específicamente para computadoras con pocos recursos pero con el respaldo y actualizaciones del famoso Ubuntu, aún así es importante tomar en cuenta que pedirá ciertos requisitos y será un poco más exigente que las dos versiones que hemos mencionado anteriormente.

Ahora que ya sabemos de las versiones más livianas y más utilizadas podremos proseguir a poner manos a la obra e instalar el sistema operativo para que nuestra PC funcione correctamente.

Revisaremos que todo el hardware está en buen estado, tarjetas de red, pantalla, fuente de poder, mouse, etc., esto lo podremos hacer con el simple hecho de encender el computador, en la mayoría de ordenadores se escucha un sonido que indica que todo trabaja bien, no es necesario que esperemos a que el viejo sistema operativo cargue para este proceso, solo escucharemos un “piip” que nos indica que todo está bien.

Descargaremos los archivos .iso de las páginas oficiales de cada distribución aquí mencionada, estas pueden encontrarse en internet con tan solo colocar el nombre completo tal y como esta en este texto. Luego de descargarlos procederemos con algún programa a grabarlos en CD, si usas Linux en otro computador podría utilizarse brasero o KDE, si usas Windows seguramente conocerás el uso de Nero o similar.

Después de ello introduciremos el CD dentro del computador, iniciaremos desde el CD que acabamos de insertar, y procederemos a instalar el sistema, en cada uno es diferente, siendo de los más fáciles de instalar Puppy Linux y Lubuntu, ya que poseen una interfaz que nos llevarán paso a paso a poder concluir la instalación.

Algo muy importante, leer la información de lo que instalamos, ya que muchos de los procesos se resuelven leyendo detenidamente.

Luego de instalar debemos reiniciar, y asegurarnos que todo funcione bien, como la resolución de pantalla, sonido, tarjeta de red, etc. Una vez probado todo lo necesario, podemos utilizar con confianza nuestra Vieja PC con su nuevo sistema operativo Linux, incluso las interfaces nos permitirán cambiarle la apariencia de tal manera que no se notará que son máquinas viejas, solo por su exterior, pero su rendimiento será muchísimo mejor y tendrá una nueva apariencia de acuerdo al gusto de cada quien.

Si existiera algún problema es muy fácil encontrar documentación en la web de cómo resolverlo, pero es poco probable debido a que las versiones de Linux se esfuerzan por tener todo lo necesario listo para utilizarlo inmediatamente después de su instalación, y por ello no tendremos que preocuparnos por drivers, y otros software extraños que solo dificultan el uso e instalación de nuestro PC.

Suerte con la instalación!
Autor: Carlos Hernández