Dejar los panales

Es muy importante comenzar con esta tarea cuando el niño esté listo, pero también cuando los padres estén listos.

La mamá o papá, sabrán que están listo para emprender la tarea de que su hijo deje el pañal cuando estén dispuestos a dedicar tiempo y paciencia a este cometido, por lo menos por el periodo de 3 meses.

Te darás cuenta que tu pequeño hijo está listo, cuando se pueda dar cuenta, si el pañal está sucio o mojado o si te dice que necesita ir al baño, generalmente esto ocurre entre los 18 y 24 meses de edad, pero también es normal que tarde un poco más, tomando como máximo los 3 años de edad.

Te aconsejo que lleves a tu hijo como compañía cuando vayas al baño, para que se vaya acostumbrando y se sienta cómodo, déjalo soltar el agua (tirar de la cadena) a manera de juego y muéstrale el inodoro cuando haya caca o pis en él. Has que tu niño se familiarice con el orinal (bacinica o pelela) colocando una en algún lugar donde tu hijo permanezca grandes periodos de tiempo, deja que tu niño lo toque y juegue con él, así le irá perdiendo el miedo.

Estimula a tu hijo a que se siente en el orinal, puede hacerlo con ropa al principio, déjalo que se levante cuando él quiera y nunca lo fuerces a permanecer sentado, ya que así solo lograras asustarlo. Cuando tu hijo esté familiarizado con el orinal, has que se siente sin pantalones y sin pañal, inténtalo hasta que notes que se siente cómodo sentado ahí.

Una manera de lograr esto es hacer que vea revistas o leerle cuentos mientras permanece sentado en el orinal. Coloca al niño en el orinal cada que te des cuenta de que va hacer caca o pis, esto puedes lograrlo observando atentamente la expresión facial de tu hijo ya que cambia cada vez que siente necesidad de evacuar los intestinos o la vejiga.

Como dato te diré que por lo general sienten la necesidad de hacer caca una hora después de comer y de hacer pis una hora después de haber consumido líquidos abundantes. Has sentar al niño en el orinal cada hora y media y pregúntale constantemente si quiere hacer pis o caca.

Hay tres etapas que hay que tomar en cuenta:

La primera es cuando te avisa que se hizo caca o pis, en esta etapa hay que felicitarlo por avisar, cambiarlo con paciencia y sin castigarlo, posteriormente hacer que el niño tire el pañal sucio a la basura y se despida de el con un chau caca, por ejemplo, ya que esto hace que el niño no sienta que es algo malo o feo, mas por el contrario es algo divertido.

La segunda es cuando te avisa que se está haciendo, no corras al baño tratando de hacer que haga ahí, ya que lo único que lograras es asustarlo, más bien déjalo tranquilo, así se sentirá cómodo y evacuara sin presiones, para luego avisarte para que lo cambies.

La tercera es cuando te avisa que está por hacer, en esta etapa si tendrás que apurarte en llevarlo, ya que como es pequeño aun y no domina el control de esfínteres, lo más probable es que le venzan las ganas y se haga antes de llegar al baño, es importante que no lo retes y tengas mucha paciencia.

Por último el dejar los pañales durante la noche requerirá de mucho mas paciencia, lo que te aconsejo que hagas es ponerle pañal durante la noche y cuando veas que durante 3 días consecutivos el pañal amanece seco, dejes de ponerle pañal, y pongas un protector impermeable en la cama para proteger el colchón, por si alguna vez le vencen las ganas y amanece mojado.

Nota: Si tu niño tiene más de 3 años y medio y aun no dejo el pañal es mejor que consultes con un especialista.

Autor: Chrystal Tudela