conservar frescas las verduras

Una excelente forma de ahorrar dinero en alimentos es conservar las verduras por más tiempo. A continuación te daremos una serie de consejos para que sepas cómo hacerlo y puedas tener alimentos frescos por mucho más tiempo.

¿Cómo conservar las verduras refrigeradas?

Para conservar las verduras dentro del refrigerador por más tiempo, es conveniente que no las laves antes de guardarlas, pues es mejor hacerlo antes de consumirlas para evitar la proliferación de bacterias que se forman por la humedad.

En el caso de las verduras de hoja verde como la lechuga, la acelga y la espinaca, puedes conservarlas por más tiempo si las guardas en una bolsa de plástico y las colocas en la parte más fría de tu refrigerador. Durarán en perfectas condiciones entre una semana y diez días.

En cuanto a los vegetales de raíz como ser las zanahorias, los nabos y las remolachas, se conservarán por más tiempo si las colocas en bolsas de plástico perforadas. Si tienen hojas en los extrémos córtalas. Verás que se mantienen frescas hasta por dos semanas.

El brócoli, los repollitos de Bruselas y la coliflor se mantienen en perfecto estado hasta diez días si las guardas en bolsas de plástico en tu refrigerador.

El único vegetal que no se debe almacenar pues se malogra enseguida es el maíz pues una vez que se le retiraron las hojas debe ser consumido de inmediato. 

Si quieres conservarlo, deberás blanquearlo en agua hirviendo por dos minutos y luego colocarlo en agua bien fría . Guárdalos en una bolsa de plástico en el refirgerador y se mantendrán en excelentes condiciones por dos o tres días.

¿Cómo conservar veduras fuera del refrigerador?

La cebolla necesitan de lugares de poca humedad para mantenerse por más tiempo, en cambio el ajo es preferible que lo guardes en un lugar oscuro. 

Las papas necesitan temperatura ambiente no muy calurosa. Lo mejor es colocarlas en un lugar fresco y oscuro dentro de una bolsa de papel.
En cuanto a los tomates, estos durarán frescos por tres o cuatro días si los mantienes lejos de la luz del sol y a temperatura ambiente.

Últimos consejos

Si quieres evitar que por el exceso de humedad tus verduras se marchiten y no se puedan consumir, una excelente solución es la de colocar una toalla de papel o en su defecto una servilleta del mismo material.

Verás que de esta manera se mantienen frescos por más tiempo y evitarás la formación de hongos y moho. Esto se puede aplicar a todos los alimentos que conservas en el refrigerador, como los quesos e inclusive el helado (que no se congelará).

Por último, evita mezclar las verduras antes de guardarlas pues no todas se conservan durante la misma cantidad de días ya que cada alimento tiene su propio proceso de maduración y su tiempo de duración, por lo que al mezclarlas solo lograrás contaminar a las verduras de mayor duración.

Autor: Marcela Antonacci - Foto: http://www.flickr.com/photos/suckamc