aplicar Feng Shui en casa

Diez consejos del Feng Shui en casa

  • Trata de seleccionar una casa cuya forma sea cuadrada y que tanto los laterales como la parte posterior esté totalmente protegida, dejando siempre la zona de la entrada libre. La protección puede manifestarse mediante colinas, edificios y árboles. No obstante, uno de los elementos esenciales en la entrada, puede ser una fuente o un estanque de agua al lado izquierdo de la casa, la cual favorecerá la fortuna. Por lo tanto, evita colocar una piscina en la parte trasera de la casa, ya que su ubicación debe ser adelante de la misma y cuidando siempre, que las formas sean suaves y redondeadas.
  • Evita todos los objetos afilados y agudos, como así también hojas afiladas, mesas cuadradas, esquinas, columnas o vigas, ya que el fundamento principal del Feng Shui es usar toda la fuerza universal que está a nuestro alrededor, canalizándola y utilizándola. Por ende, todos los objetos espiralados o redondeados, serán apropiados y evitarán que la energía se estanque.
  • La parte delantera del hogar se denomina Yang y es por eso, que próxima a la puerta de entrada, deberían instalarse los lugares de ocio y la sala en donde las visitas se recibirán, dejando en la zona posterior del hogar, los lugares denominados Ying, los cuales son la biblioteca y los dormitorios.
  • El orden y la limpieza deben ser imprescindibles, ya que permite que la energía fluya con total libertad. Por ende, evita acumular objetos sin uso y ordena el armario. Los inciensos y los aromas naturales aumentan el Chi y cuando se acompaña con música relajante, muchísimo mejor.
  • Los animales domésticos son muy recomendables, ya que atrae el Yang cuando se pasean por el hogar. Es por eso, que los maestros del Feng Shui recomiendan poseer tortugas para proteger el hogar. Además, cabe destacar que los gatos suelen seleccionar zonas radiactivas para descansar o sentarse, por lo tanto, evita acomodarse en esos sitios.
  • Ten muchísimo cuidado con los espejos, evita colocarlos de manera alineada con las ventanas y puertas y nunca los coloques frente a la puerta de entrada de los dormitorios o del hogar en sí, ya que repele la buena energía y perjudican el descanso. No obstante, si no pueden evitarse, cúbrelos durante la noche.
  • Si dentro de la casa tienes escaleras, nunca coloques debajo de éstas un acuario o un escritorio, ni nada que pueda expresar movimiento, más bien instala otros elementos que se relacionen con la familia.
  • En los dormitorios se busca tranquilidad y es por ello que se aconseja pintar el dormitorio con colores que representen paz, como por ejemplo el azul o los tonos marrones claros. En la cabecera evita los metales y el colchón trata de que sea de una pieza sola para no representar la separación de la pareja.
  • El baño debería emplazarse en el nordeste, noroeste o norte del hogar, ya que se vincula con el elemento agua. Como es la zona más conflictiva del hogar, se recomienda tener siempre cerrado el inodoro, sobre todo cuando se esté utilizando la cisterna. Además, se aconseja mantenerlo ordenado y perfumado.
  • En la sala de estar, trata de elegir los colores amarillo, rojo o verde y coloca el el sillón de tal manera que lo veas de frente, como por ejemplo en un rincón de la sala. Además, sitúa un espejo frente a la mesa en donde sueles almorzar o cenar, de manera tal que refleje a la familia y, compensa   la sala en sí con objetos de colores cálidos y floreros con curvas o circulares.

Autor: Flavia Tamara